Consejos para que tu evento corporativo triunfe

Organizar un evento corporativo suele formar parte de uno de los momentos más complejos del año para una empresa. Celebrar un acontecimiento o logro reciente es un quebradero de cabeza por dos simples razones: tiempo y organización.

  • No empieces a visualizar cómo será si no sabes para qué lo haces

Antes de lanzarte a la piscina, se deben establecer unos objetivos que respondan al por qué de ese evento. Estos objetivos han de ser medibles y específicos, para que faciliten obtener una valoración global, siendo un éxito o un fracaso en función de los beneficios, oportunidades, pérdidas o carencias que se hayan generado.

La verdadera valoración se obtiene con el feed back que la gente da al evento a través de sus redes sociales, ya que repercutirá en la visibilidad y la reputación de la empresa o marca. Entre los objetivos que pueden plantearse, los más habituales son: obtener una mayor visibilidad, llegar a más clientes, mejorar la reputación de la empresa o los vínculos con los empleados. 

  • Paso a paso conseguirás llegar más lejos

Para saber cómo organizar un evento hay que seguir una serie de pautas para no dejar cabos sueltos ni quedar escasos de los recursos necesarios. La organización de un evento se basa en:

  1. Planificación 
  2. Ejecución
  3. Medición

Para que un evento sea óptimo se tendrá que definir el público objetivo, el tipo de evento que se desea realizar, dónde es aconsejable celebrarlo y cuándo será la mejor fecha y hora para realizarlo.

Salón del Automóvil de París 2010

Otro de los factores más relevantes que condicionarán el evento será el presupuesto. Dependiendo de la cantidad que podamos asignar a la organización del mismo se configurará el equipo técnico, humano, infraestructuras y demás componentes de los que se dispondrá. 

Y por último, pero no menos importante: la medición. Hay que hacer un seguimiento continuo del evento así como estar atentos a las publicaciones que hagan los asistentes. Esta acción nos descubrirá si se trata de un éxito o fracaso, si se obtiene un beneficio con respecto a la reputación online de la empresa o marca, además de aprender de los errores cometidos para futuros eventos. 

  • Tipos de eventos
  1. Eventos sociales o ecológicos

Este tipo de eventos han de ir en consonancia con la responsabilidad social corporativa de la empresa, de nada sirve organizar un evento que apoye una causa si las acciones más conocidas de la empresa no son afines a esta. En Wololó estamos a favor del medioambiente y el compromiso con el reciclaje, por eso nuestros eventos cuentan con envases reciclados y una posterior clasificación de los residuos. 

2. Eventos comerciales

La finalidad de estos proyectos es vender. Los más comunes suelen ser ferias, presentaciones de producto, convocatorias especiales para la venta de stock a socios, entre otros. En este tipo de actos, los asistentes pueden descubrir nuevas marcas, de forma que se puede aprovechar para dar muestras de regalo, descuentos para futuras compras, precios especiales o merchandising.

3. Eventos corporativos

Se trata de eventos cuyo objetivo es el aumento del branding, con una posible difusión masiva mediante medios de comunicación. Se alzarán la imagen, los valores y la misión de la empresa ante periodistas, accionistas, socios, corporaciones políticas, entre otros posibles asistentes.

4. Eventos económicos

La economía es uno de los temas más relevantes en los medios de comunicación, por lo que todo lo que gire entorno a ella es noticia. Estos eventos se organizan en el contexto de la actividad económica de la empresa, ya sea la presentación de sus cuentas, su salida a bolsa, la subasta de material de oficina y equipamiento tecnológico o la convocación de una rueda de prensa con presupuestos y previsiones.